TE DEJARE DE AMAR

TE DEJARE DE AMAR
Te dejare de amar
cuando el tiempo pare de vagar
en todo el infinito
y por fin las diminutas
manecillas del reloj
que cuelga en la pared
pierda su soberbia
orgullo y arrogancia
como el más cierto
verdugo de la vida.
Cuando el tiempo
pare de vagar
en todo el infinito
será entonces…
y solo entonces
te deje yo de amar.

NUEVE MESES DE PAPA

NUEVE MESES DE PAPA
Hoy pregunte a mi hijo
¿A quién puedes querer más?
a tu padre o a tu madre
que las vidas dan por ti.
Ya conozco la respuesta
la conozco súper bien
mientras mamá te cargo
nueve meses en su vientre
yo los cargue a los dos
sin lamentos, sin llorar
y con amor de papá
masajitos en los pies
y visitas al doctor
fueron actor normales
que sellaron nuestro amor.
la locura del antojo
me obligo a lo imposible
y los achaques tan duros
que no me quiero acordar.
Recuerdo las pataditas
que le dabas a mi espalda
cuando queriendo dormir
cansado por el trabajo
volteaba al otro lado.
En noches cuando llovía
te daba por juguetear
y aprovechando el momento
te comenzaba hablar
a veces hasta cantaba
en el vientre de mamá
canciones que inventaba
en el proceso de amar.
Lo único que deseaba
que supieras desde entonces
todo lo especial que eres
y lo mucho que te quiero.
Justo a tu llegada
tu nacimiento quedo grabado
en mi brazo que tu madre
fuertemente sujetaba
varios mordiscos me dieron
que la sangre me saco
y marco con esa sangre
lo intenso, grande y fuerte
de nuestro amor.
Ya conozco la respuesta
no tienes que responder
la naturaleza impone
la esencia de la mujer.

GRADUACION DE UNA MADRE

Madre! Es tu alma
que en el tiempo y con amor
encarno en mi ser
como molde perfecto
que forma mi existencia.
¡Madre o Ángel!
En mi duro caminar
no siento temor
no existe amenazas
en tus brazos protectores
me siento seguro
y en acto solemne
con permiso de Dios
te título con Honores
Madre, mi ángel de miles dones.
luz de luz que iluminas
más que un faro mi camino
la doctora que cura males
la amiga que escucha atenta
en silencio mi sentir
y con palabras precisas
alientas a mi vivir.
¡Madre!
¿Cómo no venerar?
tu corpiño y tus regazos
siempre ahí
ofrecidos para mi
cuantos sueños yo logre
en la calidez de tu ser
y todavía pregunto
¿Cómo pudiste saber?
si tenía algún dolor
o si moría de sed
si mi llanto de bebe
te hizo enternecer.
¡Madre!
te graduaste con honores
sin estudiar el manual
que le enseña a una mujer
como se debe crear
tu fuerza
tu gran amor
y ese instinto maternal
hicieron que yo te vea
como mi ángel guardián
por eso hoy que te escribo
madrecita de mi vida
ángel de luz protectora
te graduó con honores
en la universidad de la vida
porque sin duda tú has sido
la mejor en esta clase.

LA NAVE DEL TIEMPO

Somos ocupantes
en la nave del tiempo
el ayer se fue
se marcho
para no volver jamás.
Quedan en la mente
hermosas vivencias
o tristes recuerdos.
Somos ocupantes
en la nave del tiempo
que no se detiene
que avanza y avanza
inmersa en silencio
cargando en vagones
nuestros sentimientos.
Paginas que escribe
la vida en pasadas
como campanadas
suenan los segundos
del tiempo que ya
ha quedado atrás.
El preciso signo
lívido y cadencioso
de un suspiro
indica vida
en todo ser
el tiempo es hoy
el tiempo es ya
el mañana vive
en nuestro pesar
como utopía
de lo que deseamos
y que caprichoso
no sé si vendrá.

UN NUEVO MUNDO

Invisible quiero vivir la vida
ignorando la maldad
que rige la humanidad
enterrarme
en lo profundo de la tierra
como gusano que busca
escape y protección
en sus entrañas.
Escapar del odio y la envidia
huir de los vicios y la avaricia
que destruyen tanto
el templo sagrado
que constituye uno.
Buscar un mundo nuevo
entregar el alma a la paz vital
sin pensamientos y sin temores
por el mañana que me atormenta
por lo que debo
en esta vida que es material.
Así es el mundo que visualizo
en cada noche de mi soñar
y con loco anhelo quiero escapar
ser invisible para el humano
cavar profundo en la corteza
sentir la fresca tierra en mi ser
con sus frescos ramos acariciarme
llena de vida… llena de amor
la madre tierra.
Rogar a Díos sabiduría
para vivir en armonía
con otros seres, que no critican
que no pelean
que no le temen a un día más
y cerrar la puerta, a mi nuevo mundo
con mil peñones, para protegerlo
del ser humano que contamina…
con la pobreza de su pensar.

AMOR DE NIÑOS

El niño escribe
versos silenciosos
que surgen
de su alma noble
y se posan suavemente
en las hojas traseras
de su cuaderno de vida
como mariposa que posa
en las rosas del jardín
que ya empieza a florecer.
De su pensamiento se adueña
la niña de rizos dorados
que cada mañana
se sienta a su lado
adornando la clase
y alegrando su vida.
A su corta edad
¿El no entiende por qué?
le encanta todo
lo que ella es
la sonrisa en su cara
su forma de ser
que expresa belleza
y ternura a la vez
y semeja su pelo
una hermosa cascada
que cae a su espalda
como sedoso velo
lleno de fragancia
lleno esplendor.
Cuando atrevido
fija su mirada
en los ojos de almendra
que tiene la niña
siente que invade
todito su ser
torrente divino
que llena sus venas
y tiñe de rojo
su fiel corazón
que salta en el pecho
sin tener conciencia
sin tener control
ante la ilusión
del primer amor.
Cada vez que lanza
su mirar penetrante
finge la niña
no darse cuenta
cuando él no la ve
ella si lo ve
y saben que es lindo
lo que están sintiendo
en sus cuerpecitos
como de aserrín.
El niño y la niña
en su inocencia
remontan el vuelo
de las mariposas
a un mundo nuevo
e inexorable
que abre sus mentes
y un día de tantos
los hará pecar.

EL DIVORCIO

EL DIVORCIO
Como sabemos el matrimonio es un Sacramento de fe, ahí delante de Díos prometemos a nuestra pareja; serle fiel en lo próspero y en lo adverso, en la salud y en la enfermedad, para amarla y respetarla todos los días de la vida.
Hermosas palabras, promesas de grandes en un mundo cambiante, por eso al escribir EL DIVORCIO le pido querido lector tome el tiempo que consideré necesario para analizar está breve reflexión o punto de vista. Se dice que el matrimonio es la base de la sociedad y la sociedad es un verdadero caos donde prolifera la violencia, el crimen, la drogadicción y la pérdida de valores, indudablemente la causa principal es la desintegración familiar.
Hoy por hoy en la sociedad nadie aguanta nada, nadie pide perdón y nadie perdona, los valores que nos hacen tan humanos tan diferentes al resto de seres se han ido perdiendo con el pasar del tiempo; ahora somos intolerantes al humanoide, somos incapaces de aceptar las formas diferentes de ser y pensar. Para una buena vida, suma y multiplica, las otras sólo conduce a perdida y fracaso, sin importar el culpable, en un divorcio todos pierden y el tiempo implacable no perdona, así el segundo que viene ya se fue para nunca más volver.

EL DIVORCIO
Veinti tantos años han pasado
ante el estrado
es otro el destino
que toca nuestras vidas
hoy no existe alegría
no hay fiestas
ni nuevas ilusiones
y las bonanzas de amigos
ausente están.
Hoy el tono de la tarde es gris
como presagio que ahoga las almas
la tuya y la mía
que remembran en segundos
las sumas incontables
de una eternidad vivida.
Extraños los recuerdos
en aras del momento
lo malo y doloroso
olvido la mente
y solo lo divino
que vivimos juntos
es lo que recuerdo
antes de la muerte.
es cierto…
ya no somos los mismos
la luz de la mirada se perdió
y junto a ella, el fulgor de la sonrisa
cuerpo y rostro
acusan el pasar de tiempo
como bagazos mordisqueados
lanzados a la vera de la vida.
Ambos ante el juez cayados
inmersos en profundo pensar
cada quien con su dolor
cada quien con su sentir
no hay culpables
solo dolor íntimo y agudo
que toca nuestras almas
como huestes del fracaso
sombras tenebrosas
en el ocaso de dos vidas.
En el altar juramos aquel día
Tantas cosas bonitas
que olvidamos en el tiempo
Y se marchó toda ilusión
que tú y yo erróneos…
Ante Díos creímos amor.
Al pasar los años quedaron
gajos de nuestras vidas esparcidos
como muertos que caminan
habitados por almas penitentes
que guardan esperanza hasta el fin.
De súbito y lejana
la voz del juez que llama
son golpes que retumban
como truenos al oído
firmen aquí
Como quimeras
que se vuelven
dolorosa realidad.
ambos inmóviles, inertes
ante el cataclismo inevitable
la luz de la última mirada
lo toca todo… hasta el alma
y una lagrima al caer
lo expresa todo
al final no somos nada.